Los malos aires de la ciudad de Valladolid

Raquel Estacio/ Óscar Gutiérrez/ Marcos Menéndez

El exalcalde de Valladolid, León de la Riva decía en 2014 en unas declaraciones recogidas por eldiario.es que el aire de la ciudad “tiene una calidad excelente”. Ese año, sin embargo recogía el mismo periódico Ecologistas en Acción denunció que la ciudad había soportado “una mala calidad del aire con daños sanitarios para la población durante 103 días” ¿Cuáles son los datos verdaderamente? Para querer conocer cómo es el aire que respiramos analizamos el Informe de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León en los dos últimos años de esa muestra, del 19/06/2013 al 31/12/2015. 

Los niveles de monóxido de

carbono no son preocupantes

evolucion-monoxido-de-carbono

Gráfico del desarrollo del nivel de CO en una estación de medición de Arco de Ladrillo. Fuente: Informe de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León.

 

La estación de medición de Arco de Ladrillo, es una cercana a la estación de trenes. En estos dos años se puede comprobar que con respecto al monóxido de carbono, en el único sitio dónde hay las mediciones completas, hay una tendencia hacia un aire más contaminado. Los picos más destacados coinciden con las épocas de invierno, localizadas entre los meses de octubre y febrero de esos años. El máximo está en un miligramo por metro cúbico en los días 2 y 3 de diciembre del pasado año.

grafico-2

Gráfico del desarrollo del nivel de CO en una estación de medición de Renault. Fuente: Informe de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León.

Comparando la estación del Arco de Ladrillo y la estación de Renault, se puede comprobar que en el tiempo medido el aire estuvo más contaminado de monóxido de carbono en la estación de Arco de Ladrillo, en zona céntrica, frente a la estación de Renault, en zona industrial. En este caso la medición va del 2 de septiembre de 2014 al 31 de diciembre de 2015, y el valor más alto se encuentra en 0.6 mg/m₃ y se da como en los anteriores en invierno: el 12 de febrero de 2015.

grafico-3

Gráfico del desarrollo del nivel de CO en una estación de medición de La Rubia. Fuente: Informe de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León. 

barrido

Los vehículos, con motor de combustión, suponen una importante fuente de contaminación en suelo urbano / Fotografía: Marcos Menéndez

Esta estación de medición en el barrio de La Rubia tiene un máximo de 0,7 miligramos por metro cúbico dad0 el 11 de agosto de 2013 es superior al de la zona de Renault. Esto es así al encontrarse en la zona de más circulación de vehículos en el centro: cerca del paseo Zorrilla. En verano, por la falta de lluvias y humedad las concentraciones de monóxido de carbono derivado del tráfico aumentan significativamente. El monóxido de carbono según las directrices de la OMS marca su límite para la calidad del aire en monóxido de carbono en 10 mg/m3, por lo que al igual que en la mayoría de estaciones hay una tendencia muy a la baja que hace que no nos debamos preocupar por esta sustancia en Valladolid. 

Aún teniendo en cuenta los numerosos errores detectados en la medición de esta partícula -errores que expondremos en este reportaje- podemos concluir que la zona urbana de Valladolid hay más concentración de CO que en la zona industrial. Y que se observa un patrón periódico de aumento de la contaminación de monóxido de carbono en los meses de invierno y picos reseñables en el periodo de verano.

 

Partículas PM en el aire,

las más perjudiciales para

nuestra salud

Comparación entre zonas urbanas e industriales

 

Las partículas PM10 Y PM25 son las sustancias más peligrosas dentro de las medidas por las estaciones de control del aire de la ciudad de Valladolid, por lo que para una correcta evaluación del mismo, estas variables son de vital importancia. Esto se debe a la peligrosa cercanía que tiene con los máximos medidos por la OMS, 50 μg/m3  y 20 μg/mrespectivamente. Y esto, teniendo en cuenta que en 2014 el Ayuntamiento de Valladolid ha continuado aminorando las mediciones de esta importante variable para la salud de los vallisoletanos, “al multiplicarle un factor de corrección” de 0’81 en invierno y 0’88 en verano”, que ha llevado a encontrar datos inconsistentes  según afirma Ecologistas en acción al eldiario.es.

Utilizaremos las variables de NO, NO2, PM10 y PM25 en los registros de Arco de ladrillo II y Vega Sicilia –para los datos obtenidos en suelo urbano– y las mediciones de Renault II y Renault II para el suelo industrial

grafico-4

Tabla de medición. Fuente: Informe de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León.

En zona urbana, los índices de contaminación del aire son mayores comparando los niveles de NO y NO2: El nivel de NO es más alto en Arco de ladrillo II, por lo tanto con respecto a esta variable las zonas urbanas están más contaminadas. El nivel de NO2 es más alto en Arco de ladrillo II, por lo tanto con respecto a esta variable las zonas urbanas están más contaminadas

Las mediciones de PM10 y PM25 no determinan de forma concluyente si para este elemento hay un área más contaminada que otra.

Gráfico: medias según ciudad o zona industrial

grafico-5

Tabla de comparación entre ciudad y urbano. Fuente: Informe de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León.

Comparando las medias de las mediciones en ciudad y las de la zona industrial, podemos ver que son muy semejantes, encontrando valores mínimamente más altos en el interior de la ciudad.

Si hacemos una comparación, en la que utilizamos la siguiente ecuación (Mediciones de NO+NO2+PM10+PM25) para medir los niveles tóxicos en el ambiente por cada día y estación. Y a posterior calculamos la media de todas ellas. Nos encontramos ante los siguientes datos:

grafico-6

Tabla de comparación entre diferentes estaciones de medición. Fuente: Informe de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León.

Lo que nos indica que, en los términos absolutos que nos proporciona la fórmula con la que hemos trabajado, las zonas urbanas están de media más contaminadas que las industriales, referentes a Renault. La media es exactamente 12,33 ug/m3 (microgramo por metro cúbico) más de contaminación en la zona urbana.

grafico-7

Gráfico de medición de diferentes estaciones de medición. Fuente: Informe de Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León.

Según podemos ver en la ilustración de la evolución de las mediciones encontramos el aumento cíclico que hemos comentado anteriormente, que se da en las épocas de invierno. De igual forma podemos observar que la contaminación por regla general ha ido en aumento, sobre todo en el último tramo de 2015. Por lo que la calidad del aire no ha mejorado en los últimos años, las mediciones proporcionadas por la Junta de Castilla y León nos ofrecen otra visión: pese al aumento en la concienciación contra el cambio climático y por la sostenibilidad, en la ciudad de Valladolid, como en muchas otras ciudades -causando graves problemas ambientales y de salud-, la contaminación del aire ha ido en aumento. Registrando los mayores picos de contaminación se registran en las estaciones que se encuentran en el casco urbano.

Propuestas para mejorar la

contaminación del aire

vallisoletano 

Ecologistas en Acción realizó en noviembre de 2016 un plan de propuestas para mejorar la calidad del aire de Valladolid. Desde la organización ecologista protestan que en 20 años el Plan de Emergencia del Reglamento Municipal para la Protección del Medio Ambiente Atmosférico, aprobado el 31 de julio de 1997 no se ha aplicado nunca sus sanciones por contaminación “por la supuesta impopularidad de acometer las medidas previstas de restricción del tráfico rodado”.

movil-movido

Tráfico en movimiento en Avenida Palencia, Valladolid / Marcos Menéndez

Las principales medidas que propusieron para bajar la contaminación son:

  • Transporte público. Bajada del billete ordinario a 1 euro, para facilitar el servicio a los usuarios nuevos y también como forma de atraer nuevos usuarios de autobús, fomentando así el uso del transporte público como pauta habitual de movilidad.
  • Medidas de restricción del tráfico. Posibilidades de limitación en las vías de acceso a la ciudad, bien de la velocidad máxima como en el nivel de alerta o estableciendo un número mínimo de dos ocupantes por vehículo (VAO) para poder acceder a la ciudad.
  • Medidas sobre otras fuentes. Para reducir la suspensión de polvo de rodadura, puede procederse al riego de varios. Y en el caso del ozono hay otras fuentes de precursores que pueden ser significativas: algunas industrias emisoras de NOx y COV (Energyworks, Michelín, Tradema, Renault) y estaciones de servicio urbanas.

 

¿Transparencia en la

medición de la

contaminación?

El presente reportaje se ha elaborado gracias al estudio y al análisis de los datos ofrecidos por el portal de transparencia de la Junta de Castilla y León, a través del Informe de Calidad de aire disponible para su descarga: pinche aquí.

De igual forma, ponemos a disposición de nuestros lectores, las operativas, tablas y ecuaciones utilizadas para la filtración y obtención de datos. Esto es así, ya que mantenemos un compromiso fehaciente con la transparencia y con el ejercicio periodístico como control social de la actividad pública. Y para ello, compartimos los brutos de nuestro trabajo para que puedan ser utilizados para posteriores investigaciones, análisis y reportajes. En estos se encuentran las mediciones de la ciudad, y las siguientes operaciones relacionadas con el reportaje. Pinche aquí para su descarga.

Asimismo nos gustaría determinar algunas incidencias que hemos encontrado, que ponen en entredicho la finalidad de la Ley 19/2013 de Transparencia; dificultando el análisis y el estudio de las mediciones de contaminación en Valladolid. Cabe destacar entonces que:

–  En cuento a las mediciones de CO no están disponibles para todas las estaciones de la ciudad de Valladolid. De forma completa únicamente se encuentra en Arco de Ladrillo II, y varios meses de La Rubia II y Renault II. Este es un valor determinante para a medición de la contaminación del aire, por lo que lo consideramos un error fragante en el ejercicio de transparencia de la Junta.

– Los valores numéricos en las estaciones que si disponían de mediciones en CO no se podían manipular matemática y/o estadísticamente. Utilizaban puntos en lugar de comas, por lo que, Excel no puede operar con ello, obligándonos a remplazar los valores para su correcta operacionalización. Una falta directa al ejercicio de transparencia democrática, ofreciendo las mediciones en un formato no reutilizable para su análisis.

– Continuas referencias al incumplimiento del anexo IV de la Decisión del Consejo 97/101/CE. Esta incidencia la encontramos en otros valores de medición. Hace referencia a te punto, que dificulta el acceso a la información:

ANEXO IV

CRITERIOS PARA LA AGREGACIÓN DE DATOS Y EL CÁLCULO DE PARÁMETROS ESTADÍSTICOS
  1. a) Agregación de datos
Los criterios para calcular los valores horarios y diarios a partir de datos con un tiempo de media más corto serán los siguientes

— valores horarios: al menos el 75 % de los datos válidos

— valores diarios: más del 50 % de los datos horarios válidos y no más del 25 % de valores sucesivos de datos no aceptados (código N).
  1. b) Cálculo de parámetros estadísticos
— para la media y la mediana: más del 50 % de los datos aceptados

— para los percentiles 98, 99,9 y el más del 75 % de los datos aceptados. 

máximo:

La proporción entre el número de datos válidos correspondientes a dos estaciones del año considerado no podrá ser superior a dos. Dichas estaciones serán el invierno (de enero a marzo inclusive y de octubre a diciembre inclusive) y el verano (de abril a septiembre inclusive).

 

Fuente: http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX%3A31997D0101

– Las mediciones en las diferentes estaciones no están estandarizadas, es decir, cada estación ofrecía diferentes variables, con lo que dificulta de forma plausible la comparación entre las mismas. Pudendo solventar esta incidencia al utilizar 4 estaciones que si compartían las mismas variables NO, NO2, PM10 y PM25; el resto de las numerosas estaciones no ofrecían datos  comparables.

Anuncios